Un amargo nudo,

eternizado

de la garganta

a los dedos.

Anuncios