Hoy, en la comisura de tus labios trémulos, descubrí un polisíndeton.

Anuncios