Triunfos de Íncubo

Al otro lado de la pesadilla, un ensordecedor grito nunca sería más que un inane balbuceo. 

Anuncios