Soñé tus besos rompiéndome el cuello. Nada, que me he dormido mientras mi madre lince me cargaba en sus fauces.

Limbos

Anuncios