Cuatro segundos, involuntariamente, cada parpadeo, mutamos el rostro. Serán invidencias evasoras de hiperplasias… yoes vedados.

Pestañeo

Anuncios